Los zumos de frutas industriales contienen peligrosos metales pesados – Nueva Medicina

Los zumos de frutas industriales contienen peligrosos metales pesados

Los zumos de frutas industriales contienen peligrosos metales pesados

Al menos en Estados Unidos

Ingerir zumos de frutas a diario -máxime si son industriales- es negativo para la salud porque al contener mucha fructosa puede acidificar el organismo y dar lugar a sobrepeso, obesidad, diabetes, problemas cardiovasculares y otras patologías. Se sabe y se asume pero con frecuencia se obvia, especialmente por parte de los padres menos informados que creen ingenuamente que son beneficiosos para sus hijos y para ellos mismos. Craso error muy extendido que es una de las principales causas de enfermedad en el mundo junto con los productos ricos en carbohidratos refinados: el pan, la bollería industrial, las galletas, los donuts, las pizzas, los pasteles…

Pues bien, a ello cabe sumar un problema añadido poco conocido: la presencia de metales pesados en los zumos. Especialmente arsénico inorgánico, cadmio, plomo y mercurio. De hecho están presentes en casi la mitad de los zumos que se comercializan en Estados Unidos. Acaba de denunciarlo -de nuevo- la Unión de Consumidores -organización independiente estadounidense- en su revista Consumer Reports tras adquirir muestras de 45 jugos de frutas -incluidas mezclas de manzanas, uvas y peras- de las 24 principales empresas fabricantes: 365 Everyday Value (Whole Foods), Apple & Eve, Big Win (Rite Aid), Capri Sun, Clover Valley (Dollar General), Great Value (Walmart), Gerber, Good2Grow, Gold Emblem (CVS), Goya, Honest Kids, Juicy Juice, Looza, Market Pantry (Target), Minute Maid, Mott’s, Nature’s, Ocean Spray, Old Orchard, RW Knudsen, Simply Balanced (Target), Trader Joe’s, Tree Top y Welch’s.

Grave problema para cualquier consumidor pero muy especialmente para los niños a partir de una ingesta de apenas 115 centilitros (unas 4 onzas) en cinco de ellos y de 330 en otros cinco. Recuérdese que los efectos nocivos de los metales pesados ​​están bien documentados y se sabe que pueden provocar problemas cognitivos, reproductivos, renales, óseos y cardiovasculares, hiperactividad, hipertensión arterial, diabetes tipo 2 y cánceres de vejiga, pulmón y piel, entre otros problemas.

Las autoridades siguen alegando que los riesgos de los metales pesados son bajos a los límites permitidos pero lo cierto es que no hay dosis seguras para tales venenos por mucho que tal mentira se repita machaconamente. Especialmente hoy en que los metales pesados están presentes en multitud de productos -hasta en alimentos para bebés además de en el arroz y sus subproductos, en las proteínas en polvo, en algunos pescados o en las batatas- y es imposible saber qué cantidad de los mismos terminamos introduciendo en nuestros organismos.

Concretamente encontraron cadmio, arsénico inorgánico y/o plomo en 21 de los 45 jugos y constataron que los más contaminados son los de uvas y manzanas así como las mezclas que las contienen. No siendo mejores los zumos que se comercializan expresamente para niños.

Fuente: dsalud.com

Compartir

administrador